Australia por adentro: Jenolan Caves

publicado en: Australia | 3

 

Entretenimientos para despejarse no faltan en Sydney. Se puede salir a caminar sus calles, ver la ciudad desde el arriba en la Tower Eye, cruzar el Harbour Bridge, visitar el Opera House, perderse en el inmenso parque Botánico, conocer la casa de gobierno, pasar por el Mausoleo ANZAC, hacer un picnic en el Hyde Park, pasear en el monoriel, el acuario, el Museo marítimo y… ufff todavia no llegué ni a la mitad de las opciones que hay para hacer en Sydney!

Ya les nombré Australia  por tierra, desde arriba y hasta en monoriel y ahora les voy a contar sobre Australia por adentro, pero por adentro de sus rocas, las Jenolan Caves.

 

Esperando el tren en la estación Central, desayuno en mano

Australia está lleno de cavernas que todavia no se descubrieron, nos asegura el guía, un viejito de cabellos blancos que habla con tanta pasión que no queda más que concluir que definitivamente ama su trabajo.

Desde la estación de trenes de Katoomba salen los micros a las Jenolan Caves.  Es la única forma de llegar, si no es con auto, nos asegura la recepcionista del hostel, y salen a las 9.45, diariamente, sin cancelación.

 

Llegó el tren que nos va a llevar a Katoomba

Adentro del tren

Asi que, averiguamos los horarios del tren que nos llevaria hasta Katoomba desde la estación Central, levantamos un desayuno para llevar y fuimos a esperar el tren. La estación Central de Sydney es magestuosa, no se cuantas lineas distintas salen, pero tiene como 30 andenes, es más, nuestro hostel estaba sobre el último de ellos, levantamos la cortina y veiamos el andén!

 

 

 

 

 

 

Llegamos a Katoomba después de dos horas apróximadamente y en frente a la estación estaba la Blue Mountain Bus Company, donde nos explicaron las opciones de excursiones que teníamos, nos recomendaron que llevemos comida y agua y nos emprendimos en la aventura.

Nuestro Bus

Habia disponibles dos tours que eran durante el dia y otro que era uno de 7 días (para recorrer 11 cavernas) y donde se recorrian todas las cavernas.

Nosotros elegimos el más tranqui. Todo bien con las cavernas pero eso de andar cuerpo a tierra y en la oscuridad, es un paso que me cuesta dar, sufro un poco de claustrofobia, ya me pasó una vez en Bariloche en el Cerro Leones, asi que por el momento prefiero no repetir la experiencia.

El conductor de bus iba describiendo el entorno y compartiendo información sobre el lugar con nosotros, juro que no le entendí una sola palabra de lo que hablaba ese cristiano, parece un texano pero de las Blue Mountains, me decia Tau.

 

Nuestro Texano

En el camino vimos wallabies, y otros animalitos. Cuando llegamos a las cavernas, la primera que visitamos fue la Lucas Cave. Increible paseo, lleno de estalagmitas y estalactitas, muchas cámaras que van de arriba hacia abajo, la historia de como eso estuvo cubierto de agua y hasta tiene The Cathedral Chamber con una acústica increible donde nos hicieron escuchar la versión de Apocaliptica de la canción Nothing else matter.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es realmente dificil sacar fotos con tan poca luz y sin flash, realmente dificil, y encima ir mirando, contemplar, caminar y no llevarse a nadie puesto en pasillos de menos de un metro de ancho y 60 personas que intentan hacer lo mismo que vos.

La siguiente caverna fue Orient Cave, mucho más chiquita, y con formaciones que parecian hechas a mano. Cada parte de la caverna tenia caprichosas formas que se asemejaban tanto a otros objetos conocidos, que se les podian poder apodos, habia hadas, templos indios, bailarinas, desiertos, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La excursión realmente vale la pena, si les gusta el turismo aventura, pueden hacer la excursión completa y no dejar de sorprenderse con estas belleza de la naturaleza. Aca les dejo la página para informarse sobre las opciones disponibles:

http://www.jenolancaves.org.au/

Cualquie consulta, me inscriben!~

Post u later

Lore <3

 

 

3 Respuestas

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Compartilo:   Entretenimientos para despejarse no faltan en Sydney. Se puede salir a caminar sus calles, ver la ciudad desde el arriba en la Tower Eye, cruzar el Harbour Bridge, visitar el Opera House, perderse en el inmenso …..

  2. edu salaverri

    Qué buena onda esas fotos… y qué buen pulso!!

Dejar una opinión