Barcelona en 5 días: Día 2, paseando por el Gótico (¿el barrio de Batman?)

publicado en: España | 7

 

En el corazón de la ciudad, está el Barrio Gótico, el más antiguo de Barcelona, su casco histórico. Es imposible no hacer chistes con batman, jajajaja, pero lo vamos a intentar. Este Gótico es mucho más lindo y alegre, así que seguro que acá batman venia, solo de vacaciones. Lo primero que fuimos a conocer fue la Catedral, su fachada exige detenerse y tomarse un tiempo. Hay muchos detalles que la definen, su altura imponente, las gárgolas, los ventanales llenos de dibujos, las puertas gigantes de madera calada con puertas más pequeñas en cada hoja, los calados de la torre, que deja colar el celeste del cielo, una escultura que apunta al cielo, ¿quién será? Es grande, inmensa, no pasa por desapercibida. Durante la estadía la íbamos a ver seguido, pero todavía no lo sabíamos.

La Catedral pasó por varias etapas y estilos. Es considerada Monumento Histórico Artístico Nacional desde 1929. Si bien se la conoce como “La Catedral”, su nombre largo es: Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia. Ya que en un principio se la dedicaron a la Santa Cruz, luego a Santa Eulalia. Si la van a querer visitarla, vayan temprano, sino, como todo lo que hay para ver en Barcelona, tienen que hacer cola.

El barrio gótico está lleno de callecitas estrechas, de calles/veredas, con pocos autos circulando, para ser justos, vimos solo taxis. Y lo que resulta copado es como las paredes te envuelve hacia arriba, parece realmente que un murciélago está cerrando su alas alrededor tuyo.  Tal vez sea la perspectiva, pero parecía que las paredes de una cuadra y otra, de un lado y el otro, cuando mirabas para arriba, se iban cerrando, desafiando la ley de la gravedad, es el barrio de Batman, cualquier cosa puede pasar, ¿no?.  ¿Qué villanos malvados nos esperarían durante la noche?

La entrada principal de la catedral, da a la plaza de la Catedral, eso si, en este barrio acostumbrense que en las “plazas” no hay pasto, y ni calles que la rodean.

Domingo de feria

 

Hace calor, y la gente se va abarrotando en busca de sombra. Congregaciones de 20 o 30 asiáticos te arrebatan tu espacio personal, como un cardumen, al compás del “Chick, Chick, Chick” de sus cámaras de fotos.  ¿Qué hago? ¿Me quedo quieta? ¿espero que el cardumen pase? Tau no me dejés!!! ahhhhhh!!! Ya a la quinta vez que me vi sumergida en un cardumen asiático, les sonrei, pero no me dieron mucha bola. ja!

Si hablamos de antigüedad, en el Monte Táber, se encuentran tres columnas, del primer asentamiento romano en Barcelona. Fueron descubiertas en el siglo XIX, mientras se construía el Centro Excursionista de Cataluña, y allí mismo se exhiben, impresionan porque son ALTISIMAS, y tienen más de dos mil años. Les dije, Barcelona está llena de sorpresas.

 

Estas son columnas del Templo de Augusto. 

 

Curiosidad: Los Caganers

 Descubrimos que los Catalanes tienen un humor un tanto escatológico… con uds, los caganer! Y esto no es todo eh… esperen y verán.

Día dos, un poco de playa en la La Vila Olímpica del Poblenou y un paseo por el Parque de la Ciudadela

Luego del paseo por el Gótico, decidimos ir a encontrarnos con la costa, a refrescarnos un poco “Alejémonos del centro, que las playas son mas sucias por acá”  nos dijo Lau, así que caminamos por la costanera hasta la “Villa Olimpica”

Playa del centro, hermoso el turquesa, verdad?

 

El Parque de la Ciudadela... día dos del viaje, y no paramos un segundo. Parc de la Ciutadella, en catalán, la cual supo ser parte de una fortaleza, paga su karma bélico con elegancia, es un parque gigante, muy bello, que resguarda historia, y arte. Gaudí mismo ayudo a diseñar la cascada la cual, encendida, genera un trance hipnótico para cualquier espectador. Me quedé con ganas de verla de noche, me imagino como, a medida que cae el sol,  perderían protagonismo las esculturas doradas, y cobraría vida el agua…

En el parque hay un invernáculo, zoo, umbráculo y mucho espacio para descansar, pasear a los perros ó sumarse al grupo que baila flamenco en la glorieta.

 

Día dos y nos vamos de fiesta a la Catedral

¿Querías villanos? pués acá están!

¿Pensabas ya había terminado el día dos? claro que no, estamos en Barcelona, siempre hay algo para hacer. Esa noche fuimos en búsqueda de nuestros villanos favoritos. La banda se llamaba ‘Kumbes del Mambo‘, se comunicaban en código, para no develar sus actos bandálicos, hablaban en catalán. Su super poder, la música y la alegría. Su objetivo, divertirnos hasta que las piernas dejaran de responder!

Nos demostraron que el idioma no importa cuando lo que comunica es la música. Ellos cantaban y hablaban en catalán, nosotros bailábamos y reíamos en castellano :)

 

Ahora sí, a dormir, que nos espera el día 3 :)

Gracias por estar AHí!!! no te olvides de comentar, Lore.

Cada post lleva tiempo, esfuerzo, edición, y mucho amor. Si te gustó, compartilo, dale “Me gusta” y dejame un comentario :)

7 Respuestas

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   En el corazón de la ciudad, está el Barrio Gótico, el más antiguo de Barcelona, su casco histórico. Es imposible no hacer chistes con batman, jajajaja, pero lo vamos a intentar. Este Gótico es mucho más lindo y alegre, así …..

  2. Antonieta (Chile)

    Que hermosa es Barcelona!… me encantó como siempre el relato… espero algún día pasar por allí… la playa es bella!… sus aguas cristalinas … será helada?… y esa fuente con las esculturas doradas encanta!… me habría gustado ver por dentro esa iglesia con tanto detalle… debe haber muchos más!… bueno y con lo de los “cardúmenes asiáticos” como les llamas tú jajajaja pues en Alemania me encontré por suerte con uno solo uf!! ya me habían hablado de ellos pero bueno habrá que acostumbrarse … te mando un abrazo y espero el día 3 :)

    • Gracias Anto, como siempre, por pasar por aca y leer con atención nuestra aventuras. Espero ansiosa que nos encontremos en febrero :)

      Abrazo y beso gigante desde uruguay!

      Lore

  3. Una maravilla.
    Dan ganas de estar allí.
    Estupendas fotos.

  4. […] la Catedral de Barcelona (se acuerdan?) caminamos por la calle Portal del Angel, recorriendo los locales, hasta llegar a la […]

  5. […] de habernos maravillado con el Parque de la Ciudadella, donde Antonio Gaudí metió sus narinas, nos quedó la sensación de haber disfrutado de un regalo […]