Despedir el año del otro lado del charco, Montevideo’s Way

publicado en: Uruguay | 4

 

Dentro de mi burbuja rebelde donde siempre a fin de año me encuentro con mis cuestionamientos sobre las tradiciones festivas que siento impuestas ( como la Navidad ) me olvidé de darle un giro divertido y dejar las críticas de lado. Pare de sufrir!  y disfrute…

El 2012 me regaló dos primas muy buena onda, gracias 2012 :)

Dice el dicho, si no puedes contra el enemigo, únetele, como no se me ocurrió esta alternativa antes?

Entonces para romper la rutina, este 31 de diciembre de 2012, además de pasarlo en un país diferente pero que comparte las mismas tradiciones que Argentina vamos a empezar el festejo antes y de manera distinta. Asi que nos vestimos para la ocación y salimos al Mercado del Puerto de Montevideo, a almorzar y ver la fiesta que se armaba alrededor.

El Mercado del Puerto es una visita obligada cuando vas a Montevideo. Hay un mercado de pulgas, muchos puestos con parrilla y frutos del mar, artesanias y muchos turistas, por eso también es un lugar rico pero caro para comer

Vestirse para la ocasión significaba: preparate a ser bautizada por manantiales de sidra. Por el mismo motivo hay pocas fotos, era peligroso sacar tecnología con la lluvia de sidra que prometia el festejo.

Nos bajamos del colectivo en la Plaza Independencia y fuimos caminando hasta el Mercado del Puerto. A penas nos bajamos, nos recibieron dos chicos desde un balcón tirando agua para la calle. Asi que a partir de ahi ibamos atentos a donde veniamos la calle mojada, para que no nos empaparan de más.

Hay que reconocer que habia técnica y estrategia. Podías ir caminando por calles que parecían super solitarias, ventanas cerradas, todo más que tranquilo y de repente, te soprendían con un baldazo de agua del cielo!

Ya a unas cuadras antes de llegar se escuchaba la música y se veía gente caminando con una botella de sidra en la mano.

Dentro del Mercado, mucha gente comiendo en las barras y en mesas alrededor de los puestos.

Y allí estaban, cientos de personas bailando al compás de la música, gritando eufóricas y rebolendo una botella de sidra para todos lados.

Nuestro primer objetivo era almorzar, por lo que para poder ingresar debíamos pasar por el medio de toda esta gente festivamente alborotada y entrar al Mercado. Claramente lo logramos, pero no salimos invictos en el intento. Sino, llegamos cada cual con su bautismo correspondiente.

El Hermoso reloj del Mercado del Puerto

El Mercado del Puerto es un lugar bastante caro para comer, pero se come super abundante y muy rico. Los platos tranquilamente puede ser para compartir. Un plato está al rededor de los 300 pesos uruguayos.

Cazuelita de mariscos

 Asi que pedimos una botella de la bebida típica uruguaya “Medio y Medio”, para los que no la habían probado nunca, y comimos muy rico.

Cada tanto se podia escuchar una bocina y todo el lugar se llenaba de bullicio, acto seguido alguien bañaba con cerveza a algún comensal de alredores.

Intentar salir del Mercado también fue una travesía. Ya se rifaban baldazos de agua, cerveza o sidra hasta dentro del lugar.

Luego nos fuimos para la calle Mitre, que abriga la noche de Montevideo, abierto durante el día para despedir el año. En esta cuadra se encuentran varios Pubs uno al lado del otro, con mesas afuera y cerveza a la orden. El Pub más conocido es The Shannon Irish bar.

Música, eufória, y mangueras mojando a la gente

Y ahora quiero vivir cada fiesta de una manera diferente, con la vuelta de rosca que cada lugar le haya dado. Sea con miles de personas eufóricas, o con algunas en silencio, siempre que sea algo diferente. Aca ignaguro la sección “Asi se festaja en… “. Me acompañan?

Si te gustó, compartilo:

 Post you later <3

Lore

 

4 Respuestas

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Dentro de mi burbuja rebelde donde siempre a fin de año me encuentro con mis cuestionamientos sobre las tradiciones festivas que siento impuestas ( como la Navidad ) me olvidé de darle un giro divertido y dejar las críticas d…..

  2. Ya veo que las fiestas si se pasan en verano se vuelven más divertidas!
    En Barcelona, como es invierno, nos encerramos en casa de amigos o familiares, comemos las doce uvas (una con cada campanada) y nos divertimos dentro de casa. También se puede salir a festejar en un local, pero los precios son caros y suelen estar abarrotados.

    • Hola Irene, gracias por pasar por el blog!

      Claro, es un punto a tener en cuenta el clima. Bueno por lo pronto planeo pasar el próximo fin de año en Tailandia, qué dices? te sumas?

      Abrazo,
      Lore :)

  3. Daniela

    Muy buena tu visión.
    Es una locura fin de año en la ciudad vieja, justamente lo bueno es como empezaste. Vertirse para la ocasión. Hay que ir preparados a salir mojados!! también hay que avisar a los turistas porque sino puede resultarles muy antipático y es complicado explicar después que están empapados.