Las ruinas de Epecuén y catorce postales olvidables

publicado en: Argentina | 1

Cerca de Carhué, en el límite más recto de la provincia de Buenos Aires (y de La Pampa), se encuentran las ruinas de una promesa. El turismo atraído por las termas terapéuticas del lugar hizo que Epecuén se desarrollara como una villa de vacaciones desde 1920 a 1985 cuando la naturaleza se manifestó y tuvo que ser abandonada. Se inundó para nunca más vaciarse. Allí yacen las ruinas de una ciudad fantasma, de proyectos de prosperidad que no llegarian a ningún lado, y yo con mi cámara reflex y poca experiencia usandola llegué un dia nublado y de tormenta y tomé 14 postales totalmente olvidables.

 Viajamos desde La Pampa. Estaba visitando a mi queridisima amiga Silvia, según dice una de las postales -olvidables- allá por el 2013. Cruzamos por la ruta 5 a Buenos Aires. Y la 35 a Epecuén. Llovia. Un dia de nubes densas, grises-azuladas, e ISO alto. De mucho mate, chistes y charlas que terminaban en ataques de risa. Frío, no había nada que atajara el viento (pampa), o el delirio, o los mates. Un mini roadtrip para satisfaser mis ganas de conocer el pueblo fantasma que cubrió la Laguna de Epecuén hace años. Todas son ruinas, ladrillos apelotillados, en una postal cuasi blanco y negro por la luz tenue del día que se esforzaba en regalarnos tenebrosos reflejos en el agua. Calles que que se volvían agua. Árboles sin hojas, negros, humedos, empapados. Y el cartel, erguido casi de orgullo que rezaba “MATADERO” haciendole frente a la cámara de este chica, que no comería nada de lo que podria salir de ahí. 

Unas pocas horas para recorrerlo entre subidas y bajadas del auto (que nos protegia del agua), asi conocí Epecuén.

 

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Cerca de Carhué, en el límite más recto de la provincia de Buenos Aires (y de La Pampa), se encuentran las ruinas de una promesa. El turismo atraído por las termas terapéuticas del lugar hizo que Epecuén se desarrollara…