Puerto Montt (oontt, ooontt), Puerto Montt (ooontt, ooontt)

13 Sep

Sigo en plan de ponerme al día, acá les contamos nuestro paso por Puerto Montt, parada técnica para recorrer un poquito y seguir para Chiloé, el islote mágico de la Patagónia Chilena…

7.30 am sale el bus desde Bariloche a Puerto Montt y me es inevitable  recordar a los Iracundos y su homenaje a este hermoso lugar, los invitos a poner play mientras leen el post:

 

Yo automáticamente me subo y me duermo, plaff no me entero de más nada, hasta que Tau me dice -Lore, mirá que lindo el lago, está todo espejado- me despierto unos microsegundos hago el intento de “mirar” y vuelvo a desmayarme. Al rato (hora y media después, tal vez?) me despierta -amor, tenemos que bajar- obvio que no entendía nada -bajar? por?- aduana. Habíamos llegado a la salida de Argentina, al paso fronterizo y yo dormía como una campeona. Bajamos, presentamos nuestros papeles para la salida de Argentina y en unos minutos estamos de nuevo arriba del bus. Treinta minutos más tardes, luego de bordear unas hermosas montañas vestidas de invierto blanco, llegamos a la entrada de Chile. Ahora ya estaba despierta, y pude observar el paisaje.

En la entra de Chile el trámite es más complicado, solo porque son muy meticulosos con el ingreso de productos orgánicos al país. Así que además de presentar nuestra documentación, sacamos los bolsos y dos perros harmososssssssss, los escrutan.

Si bien los perros no avisaron nada, nosotros ponemos al tanto a la PDI que tenemos arroz, lentejas y unas sopas instantáneas, nos dicen que está todo bien, pero las lentejas se quedan en la frontera. Las multas por no avisar o no declarar en la aduana sobre los productos orgánicos, son muy caras, así que mejor no arriesgarse.

Nos subimos al bus, y adivinen qué, me volví a dormir.

Sobre Puerto Montt

#SheldonPorElMundo, tirando facha en Puerto Montt

Puerto Montt es un comuna homónima, capital de la Provincia de Llanquihue, ubicada en al XVII Región Chilena. Es una ciudad pesquera, porteña, y se refleja en su gastronomía fuertemente relacionada con el mar, asi también es la actividad principal y de exportación. Desde la orilla se puede ver el volcán Osorno, un atractivo turístico muy importante y recomendado de ir a visitar. Se ve mucho movimiento, sus calles se llenan de vehículos que ocupan varios de los 238.455 habitantes que le dan vida, cada día. La ciudad está dividida en terrazas, y se nota cuando la luz baja y se pueden observar las lucesitas que crecen desde la bahía hasta la cima de sus cerros. El clima es oceánico, lo que significa que llueve mucho, los días con sol son contados y aquí, no se usa paraguas, porque hay mucho viento.

Llegamos a la terminal de buses de Puerto Montt, y con la alegría de que pudimos verlo con sol. La última vez que pasamos por ahí, llovío y estuvo nublado todo el tiempo. Ahora con sol, fue como redescubrirlo. Allá nos esperaban amigos, Loredana,  Javi y Gaspi (que viene en camino), que nos recibieron con la mejor onda, y unas kuntsmann bien heladas :). Esos son amigos!. Lore y Javi tienen unos hermosos y gigantes perritos, a los que no les caímos tan bien, temimos varias veces ser postre de ovejero alemán, pero por suerte safamos, fue casi turismo aventura entrar y salir del hogar jaja ;)

Esa misma noche los chicos nos llevaron a cenar para el lado de Puerto Varas, paseando por los puntos con mejor vista de la ciudad nocturna. Hay luna llena y se va escondiendo detrás de una tenebrosa capa de nubes y nos hipnotiza.

Ese fue nuestro reencuentro con los chicos que hacía dos años que no veíamos y con la Gran Torobayo, nuestra (bah… mi) cerveza preferida. Qué placer volver a disfrutarla y con amigos :)

Ahora que estamos en Chile, debemos dejar el yeyeo de lado y pronunciar bien la LL (valle = vaie), Loredana nos pide que repitamos cada vez que el yeyeo nos gana… VA I E, cachay?- Si po- Ya (ia) po. Bueno de a poco fuimos aprendiendo shileno :)

Paseo por el Mercado de Angelmó

Uno de los paseos típicos que hay que hacer en Puerto Montt, es el la Feria “Artesanal”Angelmó. Sobre todo porque están los comedores donde se consigue los más frescos productos de mar y se pueden comer platos típicos de Chile. La feria se encuentra sobre la calle Angelmó, al costado del puerto.  Las primeras cuadras tienen un aspecto de abandono, creo que ayuda mucho el gris del cielo y que está garuando, todo resulta muy rústico. Empiezan los puestos, uno al lado del otro y todos venden o productor artesanales hechos de lana, ó productos comestibles típicos del lugar como “cocha yuyo ahumada” ó “cholgas ahumadas”. Dejenme dudar sobre la parte de “productos artesanales”, hay muchos tejidos que se le nota lo industrializado, también hay de los artesanales, claro, no vamos a ser injustos. Pero no los culpo, es más barato y los turistas, ya están acostumbrados a aspectos con terminaciones de máquinas en vez de hechos a mano. Creo que hasta lo prefieren así.

Comedores sobre los palafitos

Llegamos a los restaurantes del mercado, no podemos evitar sacarle fotos a los palafitos, se ven tan lindos, parecen de otro tiempo.  La baranda a pescado que invade el ambiente nos quita el hambre (también hacía poco que habíamos desayunado), así que aprovechamos para observar un poco la actividad del lugar y sacar algunas fotos y seguir caminando hacia el centro. El paseo por Angelmó estuvo bueno, la vez pasada fuimos más de noche, y no pudimos terminar de armar la idea del lugar, esta vez si, además de que vemos más actividad, cada tanto, además de ofrecernos platos típicos como curanto a la olla y otros platos con pescados fritos, nos ofrecen paseos en bote.

Nos volvemos caminando por la costanera, aprovechando que la lluvia decidió parar, y al ratito llegamos a la terminal y nos acordábamos de un lugar al que habíamos ido a comer  la vez pasada con Victor, otro amigo de la Patagonia Chilena, así que fuimos allí a rememorar.

Skatepark que encontramos en el camino

Además de la Gran Torobayo, estaba expectante de encontrar un struddle exquisito que había comido en Chile (pero camino a Valle Nevado)  una vez que fuimos a hacer Snowboard con Dami y Victor, y que fue, creo, el struddle mas rico que comí en mi vida. Y como Chile está llena de colonias alemanas, aproveché para catar varios (y no lo encontré).

Cuando volviamos a la casa, pasábamos un momento tenso, rogando que los pichichos no tengan hambre y no nos coman, pero por suerte cada vez que entrábamos hacíamos recuento de extremidades y siempre daba bien jejejeje.

El Frutillar

En la XVII Región, LLUEVE mucho, así que la vida sigue, debajo de la lluvia. Por lo que Javi nos invita a pasear por el Frutillar, una colonia alemana fundada en 1856 por los colonos (alemanes claro). A orillas del Río Llanquihue, construcciones de madera, con pintorezcos colores, se levantan y dan vida al lugar. Llueve y tenemos la misión de volver antes de las 15.00 ese día se jugaba la final Argentina-Alemania. Ahora que lo pienso… no se si fue una buena idea ir al Frutillar justo el día de la final! jajaja.

Agarramos la autopista y nos empieza a rodear el verde fluor  ÚNICO y característico de Puerto Montt (lo bueno de que llueva tanto). Pasamos por Llanquihue, Totoro, y finalmente llegamos a El Frutillar.

Los puentes ferroviarios nos atraen, no hay nada que hacer, y cuando vemos uno, queremos foto del puente. Javier accede y frena para que saquemos una foto.

Puente ferroviario, de Llanquihue

En el cisne del Río Llanquihue, viento? Nah…

Totoras de Totora

La pergola del Frutillar

Selfie con Javi

Algunas construcciones muy bonitas, hechas de madera, Tau no puede evitar juntar ideas para la futura casa jejeje.

 

Me sorprendía el perro que entraba al agua a correr pájaros,  y afuera nosotros nos moríamos de frío:

Cuando volvimos, además de la amargura por perder la final, nos pusimos a cocinar unas galletitas de avena, que me encantan. Es todo un desafío, cocinar a más de 1000 kms de tu casa, con marcas que no conoces… ó diferentes nombres, o mismo nombre pero producto distinto, lo que nos recuerda que lejos estamos de nuestra zona de confort y nos alienta a desafiarnos. Cocinamos unas ricas galletitas para compartir tomando la once, no salieron ricas como siempre, pero fue divertido dar miles de vueltas en el super comparando y buscando lo que necesitábamos y sin internet a la mano. jejeje.  Les dejo la receta porque la verdad, que la rompen estas galles: Galletitas de Zanahoria y Avena.

Puerto Montt y su alrededores son realmente muy bellos, hay que ir preparados para el agua, con buena predisposición. La terminal está dentro de la ciudad, asi que moverse es muy fácil, los boletos urbanos salen uno 400cl, y la gente está siempre dispuesta a ayudarte. Nos movimos bastante con el trasporte público y sin ningún inconveniente, solo Tau que es gigante y los buses son super chiquititos, pero nada más jejeje

Si quieren ver qué más hay para hacer por Puerto Montt, no dejen de visitar nuestro anterior aventura: Un lugar llamado Puerto Montt, donde vamos a pasear por los Saltos de Petrohué y casi nos come un puma en Osorno.

Lore y Tau, a 4 mese de haber salido de casa con nuestras mochilas

2 Responses to “Puerto Montt (oontt, ooontt), Puerto Montt (ooontt, ooontt)”

  1. Miguel 13 Septiembre, 2014 at 23:28 #

    Como siempre, buen reporte.
    Nos hizo revivir momentos disfrutados por aquellos lares.
    Vamos, vamos…. a ponerse al día.

Trackbacks and Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 13 Septiembre, 2014

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:   Sigo en plan de ponerme al día, acá les contamos nuestro paso por Puerto Montt, parada técnica para recorrer un poquito y seguir para Chiloé, el islote mágico de la Patagónia Chilena… 7.30 am sale el bus desde Bariloche a P..…