Recorriendo Uruguay: Cabo Polonio no, Cabo Polonio SI!!

publicado en: Uruguay | 7

 para_imagen_destacada

Veníamos de tener algunos días de lluvia, veníamos de aventurarnos y cruzar en balsa el auto por la Laguna Rincón del Bonete en Polanco, veníamos hacer una ruta terrible que nos tomó 9 horas en hacer 400 kms (nos cansamos de ver camionetas que nos pasaban, una tras otra, mientras nosotros no subíamos de 30 km/h), veníamos con el auto lleno de barro, y las bicis que colgaban atrás, también, veníamos de hacer malabares para poder tomar un mate, de buscar y buscar un lugar dónde comer, veníamos de hacer posta en Barra de Balizas, veníamos con agua, con el animo un poco golpeado por el clima… y decidimos volver a Montevideo. El viaje se acortaba casi 8 días, pero la lluvia parecía no cesar, y creímos que iba a ser lo mejor. Luego de una parada técnica en La Paloma, para almorzar, el viento nos guiña el ojo, y barre en 20 minutos las nubes grises que nos perseguían, abriendo el cielo al celeste intenso del firmamento uruguayo. Y con sol acariciando la espalda, le digo a Tau: – Se está despejando, ¿y si volvemos al Cabo? Ahí nomás pegamos la vuelta. El Cabo (cuando te enterás de la existencia de Cabo Polonio, lo empezas a querer, y parte de esa conexión que se forma, hace que lo llames “el Cabo”) es un pedacito de universo resguardado de la urbanización típica, es mágico, natural, bello. Una pequeña villa de ranchos a medio armar, sin tendido eléctrico o cloacas, entre agreste y descuidado, pero armonioso, no sería el Cabo si todo estuviese prolijamente organizado. Se nota la falta de estructuración, se lo ve relajado. Cuando llegué al Cabo, no sabía nada, no me importaba nada, sentía felicidad. Tal vez haya sido el viaje en el camión que te lleva 5 kms por las dunas hasta el pueblo que me acomodó (ó desacomodó) las neuronas de tantos saltos que dimos, pero lo cierto es que cuando lo vi fue “esto es lo que me recetó el médico”.

El camión que me desacomodó las ideas

Así de lindo estaba el camino

Foto mientras saltamos en el camión

Chau teléfono, chau compu, a cuidar la batería de la cámara, y se se acababa, también, chau cámara, el Cabo te habla y tenés que saber escucharlo, a partir de ahora los sentidos se preparan para recibir. Fueron tres días intensos y llenos de paz y nos pareció que habíamos estado ahí desde siempre, mi hogar, fue nuestro hogar desde que llegamos. El cabo mostró todas sus facetas, nos dejó verlo en todos sus ánimos, y la constante de su belleza y tranquilidad. Vimos al Cabo inmenso, todo poderoso….

Así se nos presentó la playa

Con luz de atardecer, que para mi, es la luz más linda que puede bañar cualquier lugar del mundo, y embellecerlo al extremo…

Así se presentó el Cabo, bello, ¿verdad?

 

Allá está el faro, ¿lo ven?

Los ranchos del Cabo

Con cielo andrajoso de nubes…

¿Cuántas formas puede tomar el cielo? infinitas

Bipolar, entre nubes grices sobre nuestras cabezas, y un atardecer al oeste…

 Nubes de tormenta y atardecer. Libertad o Muerte

Lo vimos íntimo, solitario y pensativo…

 Un atardecer, tímido

Lo vimos pisado por almas libres….

 Huellas de los habitantes más dulces del Cabo

Con Sol de cielo poco nublado…

 Sol

 Disfrutando del paisaje

 Espiando a los lobos

Con presencia alta…

 

Intenso…

 Atardecer 

Solitario…

 

Nos presentó a una amiga, Gabriela, que nos recibió en el hostel….

 

Lo vimos… a la luz de las velas…

 

Con frio!

 

 Amanecer frio

Y si quedaba alguna duda de su potencial, nos regaló un arco irs, que vimos como se armaba en el cielo…

Arco Iris

El Cabo es un “MUST SEE” de Uruguay! O.. mejor dicho… un MUST FEEL, MUST ENJOY, MUST LOVE ?

Lore, la que no pare de enamorarse de Uruguay!!!

 

 

7 Respuestas

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com:   Veníamos de tener algunos días de lluvia, veníamos de aventurarnos y cruzar en balsa el auto por la Laguna Rincón del Bonete en Polanco, veníamos hacer una ruta terrible que nos tomó 9 horas en hacer 400 kms (nos cansamos d..…

  2. Lore… QUÉ GANAS ME DISTE DE CONOCER CABO POLONIO! Es un gran pendiente que tengo. Todos los que fueron para allá se enamoraron de ese lugar. Tenemos muchísimas ganas de recorrer Uruguay en bici, asi que quizás en un tiempito te escriba para que me pases “tips” :)

    Un abrazo enorme!

    Jime

    PD: Muy lindas fotos!

  3. Hola Lore! no pude evitar viajar mentalmente a ese maravilloso lugar. con mi pareja pensamos recorrer la costa de Uruguay en febrero. me podrías recomendar lugares para conocer y para hospedarse con las bicis? nos iríamos en febrero y lo planeado es hacer de 50 a 80 km diarios y parar un par de días en cada lugar. Iríamos con buquebus desde cap fed. desde ya muy agradecido!
    Saludos!
    Martin

  4. Excelente artículo; dado el enfoque que le has dado estoy pensando en hacer uno similar sobre Bolivia inspirado en éste, espero que me permitas la licencia.
    De vez en cuando te leo, porque me gusta ver que se escribe de viajes en otros paises y este tipo de lecturas son muy enriquecedoras.
    Enhorabuena por el post, en particular, y por el blog en general.

    Saludos de un espanol desde Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

  5. Muy Lindo… sobre todo el faro y el atardecer

Dejar una opinión