RoadTrip: Las montañas azules ( Blue Mountains, Australia )

publicado en: Australia | 1

Que placer mas grande levantarse temprano para hacer lo que te gusta (viajar).

Y no… no es trabajar, sino un roadtrip de la mano de Nacho, un amigo fanático de la ruta (y de Boca) que nos llevó a conocer las Blue Mountains.

En Australia, sobre todo al sur, se supone hace el mismo clima que en Argentina, sobre todo por Buenos Aires. Pero a mi entender, para ser Septiembre, hacia bastante frio. Así que ya sabés, si vas para Australia, llevate abrigo.

Partimos desde Sydney ( Capital de Nueva Gales ) hasta las Blue Mountains, 1 hora y media de viaje, apróximadamente, para meternos en este Parque Nacional impresionante, declarado patrimonio histórico.

El día nos despertó soleado, bastante fresco para estar llegando la primavera, pero las espectativas eran buenas, desayunamos rapidito y fuimos a tomarnos el tren, Nacho nos esperaba.

Tengo que admitir que este “paseo” empezó mucho antes, desde Sydney. Ver como se va abriendo el paisaje a medida que el tren avanza de a una estación por vez, internandose en los suburbios, y alejandose de la magestuosa capital, sin perder ni por un segundo su belleza, me dejó dudativa si realmente ya me habia levantado o si seguia durmiendo.

El sol ese día, decidió que iba a descansar al rato de amanecer y sin mucho aviso se llenó el cielo de nubes, y la tierra de viento fuerte, agradecí mucho haber comprado el buzo que me ayudó a sobrevivir esta excursión. Cuanto frío junto, se nos congelaban los pies y las manos!!

 

 

Durante nuestro road trip visitamos las Gordon Falls, el Echo Point Katoomba, Govett’s Leap y el Botanic Garden. También nos perdimos un rato como para variar un poco, y observar la vida al costado de la ruta, grandes jardines, casitas a dos aguas, muchos árboles y flores.

 

Ud está aquí

Para llegar al mirador de las Gordon Falls, hay que caminar unos 300 metros entre arboles y escalones que están allí para facilitar la travesia. Pero finalmente cuando se llega, el paisaje es imponente, son como arbustos gigantes uno al lado del otro, se ve poca roca y muchas copas de árboles.

 

Tau y Nachito
Tau y Nachito, 2
De lejos
De cerca

Y con uds, las escondidas Gordon Falls


El Echo Point Katoomba, es el mirador más completo ( de entrada libre) , una vista de 180 grados que te deja observar todo lo que esconde este Parque Nacional. Tiene diferentes niveles de altura, para no perderse de ningún detalle, y está provisto de baños, centro comercial, restaurant, tienda de recuerdos y mucho viento.
Realmente faltó el sol, porque de este mirador se puede contemplar tanta variedad en las formas de las montañas y sus accidentes geográficos, que con sol y al atardecer, debe ser un espectáculo magnífico. Nos toco nublado, pero no por eso fue menos impactante.

Las tres rocas que ven atrás, en la siguente foto, son las tres hermanas: Meehni, Wimlah y Gunnedoo, tres muchachas que pertenecian a la tribu Katoomba. Cuenta la leyenda (de origen aborigen) que estas tres hermanas se enamoraron de tres hermanos pertenecientes a la tribu Nepean, y sus leyes no permitian que se casaran. Los tres hermanos no aceptaban que los separasen de sus enamoradas, por lo cual planearon raptarlas, lo cual libró la guerra mas grande entre las tribus que jamás hubo.

Las tres hermanas y nosotros tres :)

Para proteger a las hermanas, un hechicero Katoomba las convirtió en piedras, asi ningún arma podria lastimarlas.
Hay otras versiones sobre las tres hermanas de la tribu Katoomba, pero soy una romántica, que le vamos a hacer, asi que elegí esta para contarles.

Govett’s Leap, un pequeño salto de agua que se pierde entre el paisaje rocoso de este mirador.
En algún punto entre las Govett’s Leap y el Botanic Garden, el sol decidió salir para despedirnos y asombrarnos con los colores que se volvian atardecer entre la vegetación.

Ya casi eran las seis de la tarde, e ibamos llegando al Jardín Botánico Mount Tomah. Estamos cerrando ya, pero si quieren dar una vuelta rápida, son bienvenidos, lo que sí ya no hay nadie que los acompañe, nos dice el guarda parque con una sonrisa amable. Entramos, y nos asombramos con la belleza de este lugar. Claro que era distinta de lo que veniamos viendo, ya que este paisaje floral, fue dispuesto cuidadosamente por manos humanas.
La entrada al Botanic Garden es libre. Hasta te dan el mapa en forma gratuita para que lo recorras.

Disculpá, tendrias hora?

Ya hace cuatro meses que hicimos este viaje, y tenia pendiente este post ( y otros), y volver a ver las fotos fue volver a las Blue Mountains, recordar los momentos y despertar las ganas de estar ahi,  de seguir viajando… Wow cuatro meses ya? que locura! Cómo pasa el tiempo, no? Luego del viaje hubo un quiebre que hizo que planifiquemos nuestra partida de Buenos Aires, tiene que haber algo más tranquilo, pensabamos. Y siendo Tau Uruguayo, nos venimos a vivir al paisito y en hora buena lo decidimos. Ahora a “rehacer” nuestra existencia, pero del otro lado del charco. Asi que de a poco me iré poniendo al dia con el Blog.

Volviendo al tema: Australia, o mejor dicho, lo que conocí de Australia me encantó, es un lugar para ir a aventurarse.

Si querés saber más, escribime!~

Lore

Datos extras:
– En el Echo Point, se cobra estacionamiento, pero es de acceso público. Los baños son públicos.
Acá la info turística de las Blue Mountains: http://www.visitbluemountains.com.au/
Me podés escribir también: qmlm.blogdeviajes@gmail.com
– Hay colectivos turísticos del estilo Hop on Hop off que llegan hasta ahi. La mayoria sale de la Estación de tren de Katoomba.
Acá la info turística de los Explorer Bus de Sydney: http://www.explorerbus.com.au/
– La entrada al Botanic Garden es gratuita.
Acá te dejo la página del BG: http://www.mounttomahbotanicgarden.com.au/

[important]No te olvides de pasar por las otras entradas de Sydney:

Sydney, destino soñado. 

[/important]

 

Una respuesta

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Compartilo: Que placer mas grande levantarse temprano para hacer lo que te gusta (viajar). Y no… no es trabajar, sino un roadtrip de la mano de Nacho, un amigo fanático de la ruta (y de Boca) que nos llevó a conocer las Blue …..

Dejar una opinión